QUMRÁN ILUMINA SIERVOS

-

Bienvenido a mi página Weblog

Personas ajenas a la administración del Blog enlazan pornografía al sitio, esperamos se pueda hacer algo al respecto por parte de Blogger o Google. Gracias , Dios les Bendiga por ello.

jueves, 20 de octubre de 2011

LA CEGUERA ESPIRITUAL



“Oír, oiréis, pero no entenderéis; mirar, miraréis, pero no veréis. Porque se ha embotado el corazón de este pueblo; han hecho duros sus oídos y sus ojos se han cerrado”.
(Mateo 13:14-15)
Introducción
La ceguera espiritual es el aspecto de la naturaleza humana caída, a causa de la cual la persona se encuentra completamente incapacitada para poder comprender las verdades espirituales y aceptarlas como fe salvadora y, por lo tanto, sigue en rebeldía espiritual.
Al contemplar el estado de las cosas en el mundo actual, impresiona profundamente la persistente enfermedad de la ceguera espiritual. Es la enfermedad esencial de nuestro tiempo y algo natural en el ser humano, y que forma parte del mismo desde su nacimiento.
Debemos comprender que hay cosas que no podemos entender y nuestra obligación es descubrir cuáles son esas cosas, incomprensibles aún para nosotros. Quien no reconoce esta capacidad humana, pone un límite a la razón. Se esconde tras una razón que considera soberana pero no se da cuenta de que es una razón esclava. El acto supremo de la razón está en comprender que hay cosas que la superan. Para ello debemos sustituir el valor de la verdad por el de la búsqueda de la verdad y, por lo tanto, de la sinceridad. Pero nunca debemos confundir esos términos con la humildad, porque a veces se trata solamente de presunción, que está muy ligada a la ceguera espiritual.
Para explicar de una forma más sencilla lo que es la ceguera espiritual podemos decir que es no ver la vida como Dios la ve, y su resultado lógico y directo es no entender las cosas espirituales. Este estado termina en el momento en que Dios, por su misericordia, imparte vida y luz espiritual, sin la cual la persona se encuentra incapacitada para comprender las verdades del Evangelio, las cuales únicamente pueden ser comprendidas espiritualmente.
En la Biblia existen numerosas alusiones referentes a la ceguera espiritual y también a que únicamente Dios puede iluminarnos para desprendernos de ella. Sin embargo esta solución divina solamente podemos aplicarla en nuestra vida personal cuando seamos plenamente conscientes de nuestra particular ceguera.
“El hombre no acepta naturalmente las cosas del Espíritu de Dios; son locura para él. Y no las puede entender porque sólo espiritualmente pueden ser juzgadas”.
(1 Corintios 2:14)
Ya hemos visto qué es la ceguera espiritual y cuál es el único medio para combatirla. Sin embargo muchos no somos conscientes de nuestra propia ceguera y aún creemos que estamos en el camino correcto y que por ello esa enfermedad espiritual no nos concierne. Pero existen síntomas que si los analizamos detenidamente y con toda sinceridad, podemos darnos cuenta palpable de nuestro error. Por ello analizaremos a continuación los principales síntomas de la ceguera espiritual.

Principales síntomas de la ceguera espiritual
Los síntomas por los cuales podemos apreciar nuestra ceguera espiritual son varios y si les prestamos atención podremos darnos cuenta de que nuestra vida espiritual, aunque seamos fieles asistentes a nuestra Iglesia, está en declive, atascada e incluso muerta.
Si vivimos nuestra fe bajo un punto de vista rutinario, estamos ciegos ya espiritualmente. Y también lo estamos en estos casos: Cuando rezamos de forma automática las oraciones escritas, sin meditarlas ni profundizar espiritualmente en ellas.
Cuando nos aburrimos en los rezos o recitamos las oraciones de forma mecánica y rutinaria.
Cuando caemos en la ociosidad y la pereza espiritual y no encontramos el momento adecuado para orar.
Cuando no queremos leer la palabra de Dios o lo hacemos de manera automática, sin comprender lo que Dios, por medio de ella, nos quiere manifestar.
Cuando mostramos nuestro fanatismo acerca de cualquier tema, acto o circunstancia religiosa.
Cuando no queremos reunirnos para orar o compartir temas referidos a la religión.
Cuando nos estancamos en una determinada situación religiosa, alegando que aquello es suficiente para llenarnos espiritualmente, y no queremos proseguir e nuestros conocimiento acerca de la espiritualidad.
Cuando tenemos prejuicios, lo cual perjudica nuestra visión de la Verdad.
Cuando buscamos a Dios únicamente para nuestro propio provecho.
Cuando nuestros actos no producen frutos reales.
Tipos de ceguera espiritual
Hay diferentes tipos o clases de ceguera espiritual y todas afectan nuestra espiritualidad de diferentes maneras y en distintos grados. Cuando la ceguera ataca no alcanzas a ver de una manera amplia lo que Dios te tiene reservado a ti, ni el propósito que Dios tiene para tu vida y la de aquellos que Él ha puesto a tu cuidado. Esta es la ceguera espiritual que limita el actuar de muchos ministerios y grupos y que no permite que el pueblo de Dios se desarrolle espiritualmente.
Ese tipo de personas pretenden resolver las necesidades que están lejos, mientras que ellas mismas no ven, o pretenden no ver, lo que está sucediendo a su alrededor.

Los principales tipos de ceguera espiritual son:
La búsqueda de ganancias personales: Cuando la persona está cegada por consideraciones de carácter personal acerca de cómo le afectarían a él las cosas y cómo podría sacar mayor provecho de ellas, tanto en el terreno espiritual como en el material. Si un día te preguntas: “qué voy a ganar o a perder si hago esto o aquello”, estás en grave peligro de ceguera espiritual.
El celo religioso exacerbado: Debemos ser conscientes de que tener especial celo por algo no prueba necesariamente que ese algo sea correcto, ni tampoco que estemos en el buen camino. Nuestro celo puede ser en sí mismo algo que nos ciega y no nos permite contemplar el entorno de una determinada situación, sino que solamente apreciamos lo que pensamos que es mejor, sin ningún tipo de consideraciones, e incluso a veces sin atender opiniones ajenas e imparciales.
El fanatismo religioso: Aunque al principio la palabra fanático llegó a significar protector del templo ya que proviene del latín fanum, que significa templo, posteriormente adquirió el sentido de una intemperancia desmedida en defensa de la religión. En otras palabras, el fanatismo es una pasión exacerbada, desmedida y tenaz hacia una determinada causa, en este caso religiosa.
La diferencia entre religioso y fanático reside en el hecho de que la persona religiosa ve la religión como un medio para aprender y salvarse, mientras que el fanático trata la religión como algo incuestionable. Además la persona fanática considera que quien piensa diferente a ella se convierte en una especie de adversario religioso.
El fanático es, por lo general, una persona ignorante e ingenua que no acepta consejos ni opiniones, y que se identifica con la causa que defiende actuando como juez de su verdad.
Los efectos de la ceguera espiritual
La ceguera espiritual es una condición real en todo ser humano desde su nacimiento y, por lo tanto, debe procurarse ayuda inmediata para su sanación en el mismo momento en que es consciente de su ceguera. De lo contrario jamás tendrá una fe vívida sobre las verdades del Evangelio y, por ello, su salvación espiritual será cada día más difícil de alcanzar.
Por otra parte, una persona que no acepta sinceramente su ceguera espiritual nunca tendrá a su alcance el arrepentimiento de sus acciones, ni verá con claridad el mensaje que Cristo quiere comunicarle para mejorar su vida cristiana. Esta propia ceguera espiritual lo hundirá más aún en el entorno de su diario vivir.
En definitiva, las personas verdaderamente ciegas son aquellas que creen únicamente en lo que miran, y deliberadamente prefieren no ver nada. Miran el mundo que existe a su alrededor, pero se rehúsan a ver en el mismo cualquier orden o significado. Están ciegas porque deciden serlo; inclusive negarían su vida antes que confesar su enfermedad. Prefieren seguir siendo ciegos antes que ser salvos. Prefieren ser su propio dios antes que confesarse con el Dios verdadero.

En otras palabras, perder la visión espiritual es perder el rango sobrenatural de la vida espiritual y quedar totalmente incapacitados para una efectiva y afectiva espiritualidad. El ciego no alcanzará a ver lo que Dios quiere hacer en su vida ni tampoco la situación por la que está atravesando, lo cual le conducirá irremediablemente hacia su propia destrucción.
Cómo recuperar la vista espiritual
Como hemos mencionado con anterioridad, nunca habrá sanación espiritual si no somos plena y sinceramente conscientes de nuestra enfermedad. Si sabes que estás padeciendo de algún tipo de ceguera espiritual, no te lo niegues a ti mismo. Humíllate ante la presencia de Dios y pídele que te abra los ojos espirituales para que puedas ver lo que El tiene reservado para tu vida. No permitas que el enemigo te ponga una venda en los ojos y te robe tu salud espiritual. Abres tus ojos y muévete dentro de la voluntad divina y verás que Dios cumplirá sus propósitos en tu vida y así podrás andar en los caminos que El ha marcado para ti.
Esta es la única fórmula para la sanación espiritual: humillarte ante Dios, reconocer tu ceguera y pedirle a El que sane tu vista espiritual y traiga luz a tu corazón.
La vista espiritual es siempre un don de Dios
La visión espiritual es siempre un milagro del cielo. El que verdaderamente ve espiritualmente ha experimentado un milagro, justo en el fundamento de su vida. Entonces toda su vida espiritual brota de un milagro: el de habérsele impartido vida a unos ojos que antes no veían. Es justamente aquí donde comienza la vida espiritual: viendo.
Pídele siempre y en todo momento al Espíritu Santo que obre en ti este milagro para que puedas ver y entender y así Jesús no tenga que decirte “por eso les hablo en parábolas, porque viendo no ven y oyendo ni oyen ni entienden” (Mateo 13:13).
“Hijo del hombre, tú vives en medio de una casa rebelde; tienen ojos para ver, pero no ven; oídos para oír, y no oyen, porque son una casa rebelde”.
(Ezequiel 12:2)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por su comentario

Loading...
El Libro de Hechos dice:" 13:22 Quitado Saúl, les levantó por rey a David, de quien dio también testimonio diciendo: He hallado a David hijo de Isaí, varón conforme a mi corazón, quien hará todo lo que yo quiero.13:36 Porque a la verdad David, habiendo servido a su propia generación según la voluntad de Dios, durmió, y fue reunido con sus padres, y vio corrupción".

QUMRAN ILUMINA SOBRE EL MONOTEÍSMO

Centro universitario


Ver Edificios UPAEP en un mapa ampliado

.,,,,,

Lectura Qumrán Este es un archivo personal, resultado de seis años de investigación y recolección de información sobre el monoteísmo en sus tres grandes Ramas, cómo son el Judaísmo, Cristianismo e Islamismo, resaltando sus historias individuales,creencias y doctrinas y derivados de las mismas. .QUMRÁN en honor a las cuevas donde se hallaron Rollos originales de libros de la Biblia. Espero le sea útile el contenido del Archivo compuesto de ocho asuntos. Mapa Mapa Valle del Jordan Fotos del lugar

¡Gracias por su visita a mi página Weblog..!

Buscar este blog

Cargando...

Barra

Loading...

Música gregoriana

Música gregoriana

MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com

.

El reloj...

Comerciantes